El gen egoísta

Hace un par de días empecé a leer El gen egoísta de Richard Dawkins.

El libro parece ser no tan grande: siento que avanzo más rápido que con el de Elon Musk. A pesar de que mi tío me lo recomendaba casi a diario, nunca me animaba a darle una leída porque, por un lado, sentía que era demasiado especializado, y por el otro, ya estaba leyendo otros libros en paralelo.

¡Es muy sencillo de leer! Eso se puede notar ni bien se comienza con sus primeras letras. El autor suele repetir una misma idea de varias formas y a través de tantos ejemplos que es inevitable grabarse en la mente de cualquier lector. Digo cualquier lector porque, a pesar de que es un libro básicamente acerca de genética, el autor sabe muy bien cómo comunicar sus ideas.

Hay una parte muy graciosa donde dice que las computadoras no pueden superar todavía a los grandes maestros del ajedrez. Lo cual, con Stockfish, ha cambiado radicalmente y que nos da la idea de que le inteligencia artificial tiene mucho camino por delante y puede sorprendernos mejor y más seguido.

Tengo altas expectativas en lo que resta del libro, porque hasta ahora ha superado mis expectativas iniciales. Veremos cómo nos va.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público.